Vengo a  “Islas Encendidas” convencida de que necesitamos unirnos desde las diferentes  resistencias  sociales, culturales ambientales, internacionales, económicas, feministas, rurales… para reconstruir el patrimonio humano, la cadena de la solidaridad y recuperar lo común.  ¡Solas no se consigue, pero juntas podemos pensar, proyectar y actuar a lo grande,  sin miedo!